15
Feb
2016

Esperanza en el tsunami

Hay políticos que desprenden la sensación de que están más cómodos y relajados haciendo surf en un tsunami que en el jacuzzi de un balneario. Y luego está Esperanza Aguirre, top ten del Spanish Monipodio, que lo mismo te huye de la Policía Local que se erige en azote de los progres de salón o que convierte el arte de dimitir en un espectáculo más propio de Los Morancos que de otra cosa.

Ahora dimite de nuevo, como consecuencia de las últimas revelaciones de la Púnica, pero sólo como presidenta del PP de Madrid. Esto es, que ha hecho un “me voy, pero no me voy” tan marca de la casa que hemos terminado por pensar que dimite para que los tertulianos catódicos puedan seguir hablando de ella mañana, tarde y noche.

Todos dan por hecho que la dimisión parcial y por entregas de Esperanza Aguirre es un ardid de la lideresa para’invitar’ a Rajoy a que haga tres cuartos de lo mismo.

Puede ser, pero en cualquier caso sólo me queda clara una cosa: que cuando Esperanza Aguirre dice que se va, es que queda Esperanza Aguirre para rato. Al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *