19
Feb
2016

Las pitadas ofensivas no son delito

 

La Audiencia Nacional no ve delito alguno en la pitada masiva al himno de España de la pasada final de la Copa del Rey entre el Athletic de Bilbao y el F.C.Barcelona. Yo, tampoco. La grosería no es delito. Pero el que no lo considere delito no quita para que me extrañe que esta ofensa general a todos los españoles en forma de pitada al himno no tenga que recibir algún tipo de sanción, multa o reproche desde las instancias deportivas, esto es, desde la Federación Española de Fútbol o desde el Consejo Superior de Deportes.

Si hemos llegado al extremo de multar con cifras astronómicas a las aficiones cada vez que se profieren insultos en el estadio, ¿cómo es que insultar en directo al himno que representa a millones de españoles se pasa por alto como si se tratara de lo más normal del mundo?

Yo voy al fútbol desde que era un niño y os aseguro que en los estadios nadie toca el arpa ni recita sonetos cervantinos. Pero el que el fútbol sea lo que es no implica que tengamos que aceptar que las ballenas son animales de compañía.

Las pitadas no son delictivas, pero eso no significa que las autoridades puedan escucharlas como quien escucha el concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena.

¿Algo se podrá hacer, no? No sé, tal vez alguna multa a los clubes, alguna sanción deportiva…¿o es mejor dejarlo pasar? En fin, ahí lo dejo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *