29
Mar
2016

La libertad de liarse a puñetazos

Quiero pensar que a Teresa Rodríguez la han sacado de contexto. Quiero pensar que no ha dicho lo que dicen que ha dicho. Y que si lo ha hecho, ha sido porque se ha confundido. En resumen: quiero pensar que no es verdad que Teresa Rodríguez ha comparado al dirigente de Podemos Andrés Bódalo con el poeta Miguel Hernández y quiero pensar que no ha puesto en el mismo nivel a un grande de la literatura que murió en la cárcel por sus ideas con un tipo que va a ingresar en prisión por liarse a patadas y a puñetazos con un concejal durante una protesta en su pueblo, en Jódar (Jaén).

No me alegro de que este señor entre en prisión, pero ya está bien de considerarle como un protomártir de la libertad de expresión o como la víctima de un Estado represor. Este dirigente no va a la cárcel por defender sus ideas, va porque le pegó a un concejal y porque ya acumulaba varios antecedentes violentos que han sido decisivos para mandarlo a prisión, algo que no le convierte ni en Gandhi, ni en Mandela ni por supuesto en un Miguel Hernández cuya memoria debería de tratarse con más respeto y menos ligereza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *